viernes, 20 de febrero de 2015

El Vampiro de Silesia

Lorenzo Fernández Bueno nos sorprende con esta fantástica novela donde un inquietante hallazgo arqueológico en Venecia sacará a la luz una serie de hechos del pasado que no os dejará indiferentes.




Marzo de 2009, el profesor Adriano Toscanelli, junto a un equipo de arqueólogos, descubre una fosa común en una isla de Venecia. En su interior se halla una cripta oculta tras los huesos de los apestados que fueron enterrados allí y el cuerpo de una mujer salvajemente torturada cinco siglos atrás. La conmoción se torna más intensa cuando comprueban que, en un ejercicio de crueldad infinita, estando aún con vida, sus agresores introdujeron un ladrillo entre sus dientes, desencajándole la mandíbula.

Convencidos de que se trató de un exorcismo, los medios de comunicación no dudan en calificar a la triste protagonista como "la vampira de Venecia", pero nadie imagina los inconfesables secretos que esta misteriosa mujer esconde.

El Vampiro de Silesia nos transporta a la Europa del siglo XVIII y las misteriosas epidemias que acabaron con cientos de vidas, hasta el siglo XVI, tiempo en el que el papa Sixto V pondrá en marcha un ambicioso proyecto para hacer  realidad un sueño muy peligroso.

sábado, 8 de diciembre de 2012

Ed Gein, el carnicero de Plainfield y su "Granja de los Horrores"

Edward Gein nació en 1906 en Plainfield, Wisconsin, y se crio en una granja de 160 acres junto con su hermano y su dominante madre, quien le enseñó desde muy pequeño que el sexo era pecaminoso. 

Su hermano falleció en 1944 y tan solo un año después, en 1945, falleció también su madre, quedando él al mando de la granja.




Entonces tenía 39 años y gracias a los subsidios federales consideró que ya no era necesario cultivar sus tierras. Se dedicó a realizar pequeños trabajos para algunos de los habitantes del pueblo y ganarse un dinero extra. 

El fantasma de su madre siguió atormentándole de una forma enfermiza. Tras su muerte mantuvo su dormitorio tal cual lo dejó y cubrió la puerta con unas maderas.

Se sentía fascinado por la anatomía íntima femenina y leía enciclopedias médicas, revistas pornográficas y novelas de terror.

Tras aburrirse de la lectura comenzó a visitar cementerios alejados de Plainfield y a desenterrar cadáveres de mujeres. Les cortaba la cabeza, los desollaba, les extraía el corazón, los genitales y los intestinos.
Se hacía máscaras con la piel de sus víctimas y con los huesos realizaba macabros muebles para su casa.
En ocasiones se vestía con la piel que desollaba a modo de traje o vestía con ella a un maniquí y bailaba con él.

En diciembre de 1954, Mary Hogan desapareció de la taberna donde trabajaba dejando un rastro de sangre que indicaba con total seguridad que la mujer había sido asesinada.


 Mary Hogan


En Noviembre de 1957, Bernice Worden se dirigía a una ferretería local y también desapareció.


Bernice Worden


El hijo de Bernice, Frank, que fue diputado del Sheriff, al enterarse de que se había visto merodeando por el pueblo a Gein justo cuando su madre había desaparecido se dirigió a la granja de éste junto con el alguacil.




Cuando entraron en la casa encontraron el cuerpo de la señora Worden sin cabeza colgando boca abajo de un gancho carnicero con parte del cuerpo abierto. La cabeza y los intestinos estaban en una caja y el corazón en un plato en el salón.





LA GRANJA DE LOS HORRORES

Además del cuerpo de Bernice Worden esparcido por la casa encontraron también multitud de restos humanos formando una escena macabra y horrorosa que dejó al cuerpo del orden atónito.


 Interior de la casa de Gein


También se econtraron:

- Piel de cabezas humanas en conserva de al menos 10 personas. 
- Un cinturón hecho con pezones. 
- Una silla tapizada con piel humana.
- Diversos cráneos utilizados a modo de cuenco de sopa. 
- Lámparas de piel tensada.
- Una mesa sostenida por tibias humanas.
- Una nevera llena de órganos humanos. 
- Los cuatro postes de la cama de Gein estaban cubiertos de cráneos humanos. 
- Una cabeza humana colgada de la pared junto a 9 máscaras hechas con la piel del rostro de 9 mujeres.
- Pulseras de piel decorativas. 
- Una caja llena de genitales femeninos.
- Caras rellenas de periódicos colgadas en las paredes a modo de trofeos de caza.
- Una especia de chaleco mamario hecho con el torso de una mujer.













Un espectáculo digno de una película de terror aunque en ocasiones la realidad supera la ficción con creces sin duda.
De hecho sus espeluznantes crímenes proporcionaron al director de cine Alfred Hitchcock las bases para su famosa película Psicosis.




También la decoración de la casa de la Matanza de Texas y el asesino Leatherface con su máscara de piel humana se inspiraron en Gein y su granja del terror.





Cuando Gein fue interrogado por la policía confesó a la policía haber confeccionado aquella macabra colección de prendas humanas, con las que en ocasiones fingía ser su madre.




Afirmó que nunca cometió canibalismo y que no había mantenido relaciones sexuales con los cadáveres de sus víctimas, decía que olían mal.


Ed Gein

Tras analizar todos los restos humanos encontrados en la granja se determinó que al menos había restos de unos 15 cuerpos humanos.

Ed Gein declaró que recordaba confusamente haber matado solo a Bernice Worden y que los demás restos humanos los había sacado del cementerio.




En diciembre de 1957, las revistas "Life" y "Time" publicaron los hechos de esta espantosa carnicería que había tenido lugar en una pequeña localidad de Wisconsin.




Los psiquiatras determinaron que se trataba de un caso de complejo de Edipo, que Gein estaba enamorado de su madre y tras morir necesitaba que alguien la sustituyera, de ahí el parecido con ella de sus víctimas.

En Marzo de 1958, la granja de Gein fue clausurada tras expandirse el rumor de que estaba destinada a convertirse en una atracción para turistas como Casa de los Horrores.

Sin embargo, su camioneta Ford se vendió en una subasta pública para ser utilizada en ferias locales con un letrero que decía “El coche de Ed Gein, vea el coche que transportó a los muertos de las tumbas”. 

Tras 10 años internado en un hospital psiquiátrico Gein fue considerado apto para ser juzgado.
Le declararon culpable pero con un elevado grado de locura, por lo que pasó muchos años en el Hospital Central de Waupon.

En 1978, se le trasladó al Instituto de Salud Mental de Mendota, donde murió en 1984 a sus 77 años de un paro cardíaco y respiratorio en el pabellón geriátrico, siendo un interno modelo, educado y discreto.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Daniel y Manuela Ruda: los vampiros alemanes

Daniel y Manuela se casaron el 6 de junio (sexto día del sexto mes) y asesinaron a sangre fría a su amigo Frank Hackert el 6 de julio.

Si juntamos esas fechas tenemos como resultado 666, el número de la bestia en el Apocalipsis de San Juan.
Pertenecían a un grupo de extrema derecha y se definían como neonazis y satánicos.


Manuela y Daniel Ruda el día de su boda
  

La madre de Manuela recibió una nota de su hija que decía: "No soy de este mundo. Debo liberar mi alma de la carne mortal".
Asustada dio parte a la policía que se dirigió al apartamento de la pareja. Encontraron una escena que jamás olvidarían. El cuerpo de Frank se encontraba con un pentagrama invertido grabado en el pecho, todo estaba lleno de sangre, había imitaciones de cráneos , cuchillos y machetes colgados de las paredes, objetos satánicos y encontraron una lista con 15 nombres donde ponía "Alegraros, vosotros sois los siguientes".


Frank Hackert

Inmediatamente se emitió una orden de búsqueda y captura de los asesinos por todo el país. Fueron encontrados 3 días después en una gasolinera de un pueblo cerca de Jena (Alemania).

El juicio dio comienzo en 2002. Ambos declararon haber asesinado a Frank pero negaron cualquier responsabilidad alegando que "No fue un asesinato, fue una ejecución. Satán nos lo ordenó y debíamos obedecer. No podríamos ir al infierno a menos que lo hiciéramos. Queríamos asegurarnos de que la víctima sufriera".

Manuela dijo : "Estábamos en el sofá, Daniel se puso en pie y golpeó a Frank con un martillo. Mi cuchillo brillaba y escuché una voz que decía "apuñálale en el corazón". Entonces se lo clavé. Vi una luz a su alrededor, era su alma que había salido de su cuerpo. En ese momento recitamos una letanía satánica".


 Manuela Ruda

Manuela le asestó 66 puñaladas a sangre fría. Recogieron parte de su sangre en un recipiente y se la bebieron.
Tras el asesinato tuvieron relaciones sexuales en un ataúd que utilizaba Manuela para dormir.

Manuela se había hecho sustituir sus colmillos por otros de animal para asemejarse más a un vampiro. En una ocasión se hizo enterrar en una tumba para saber qué se sentía. Había estado bebiendo sangre de volutarios que había encontrado por internet.


Daniel Ruda


Ambos se presentaron en el juicio con ropa negra, botas militares y cruces invertidas.

Manuela fue sentenciada a 13 años de carcel y Daniel a 15 años.
El juez Amjo Kersting decidió que antes de ingresar en prisión debían recibir tratamiento psiquiátrico.


martes, 6 de noviembre de 2012

Arnold Paole, caso de vampirismo registrado y documentado

Tanto el caso de Arnold Paole como el de Peter Plogojowitz se consideran los ejemplos mejor estudiados sobre la creencia popular de vampiros. Fueron registrados y documentados por las autoridades austríacas y recorrieron parte de Europa.

Arnold Paole; también conocido como Arnold Paol, Arnond Parle o Arnold Pavle; fue un hajduk serbio que falleció en 1732 en Medveja. Supuestamente,tras su muerte, se convirtió en un vampiro provocando una epidemia mortal que acabó con la vida de 16 ciudadanos de esta localidad croata.

El informe del caso Paole fue distribuido por toda Europa Occidental y se basó en los informes realizados por Flückinger y Glaser, dos médicos militares austriacos que fueron enviados para investigar los hechos.

Arnold Paole mencionó en varias ocasiones haber sido atacado por un vampiro en Gossowa, pero dijo haberse curado milagrosamente tras seguir al vampiro desenterrándolo, cortándole la cabeza y comiendo una mezcla de la sepultura y sangre del mismo.




PRIMERA EPIDEMIA

En 1726, Paole murió en un accidente en el que quedó atrapado bajo las ruedas de un carro de heno. Fue enterrado en el cementerio local y unos veinte días después cuatro habitantes de la zona dijeron haber sido atacados por él.
A los 10 días del supuesto ataque los cuatro individuos fallecieron provocando el pánico en la aldea.

Algunos aldeanos decidieron abrir la tumba de Paole comprobando así que el cuerpo no estaba en estado de descomposición,aún fluía sangre fresca por los orificios del cuerpo, las uñas se habían caído y le habían crecido nuevas.
Contemplando semejante imagen aterrorizados, le clavaron una estaca en el corazón y quemaron su cuerpo con el fin de acabar con la epidemia vampírica que asolaba el pueblo.



Para evitar nuevas epidemias realizaron el mismo ritual con las supuestas cuatro víctimas de Paole.


SEGUNDA EPIDEMIA

En 1731, una nueva epidemia acabó con otras diez personas. Los aldeanos solicitaron ayuda al emperador Carlos VI mediante escrito. Éste envió a Glaser, especialista en enfermedades contagiosas, para que investigara el caso.




Glaser llegó a la aldea en diciembre de 1731 y relató en su informe que habían fallecido 13 personas en 6 semanas. Tras desenterrar los cuerpos y realizar las autopsias pertinentes ordenó cronológicamente algunas de las víctimas y anotó su edad y género.

  1. Milica (mujer de 50 años)
  2. Miloje (varón de 14 años)
  3. Joachim (varón de 15 años)
  4. Petar (varón de 15 años)
  5. Stana (mujer de 20 años)
  6. Hijo recién nacido de Stana (no fue enterrado en el camposanto al no haber sido bautizado)
  7. Vucica (varón de 9 años)
  8. Milosova (mujer de 30 años)
  9. Rade (varón de 20 años)
  10. Ruzica (mujer de 40 años)

Los enfermos se quejaron de pinchazos y dolor en pecho y costados, fiebre y convulsiones.

El informe de Glaser señalaba a Milica y Stana como las culpables de dicha epidemia y sus respectivas muertes.
Según contaban en la aldea Milica mencionó en una ocasión que había comido carne de ovejas muertas asesinadas por vampiros.
También se decía que Stana había admitido haberse frotado el cuerpo con sangre de vampiro para protegerse de ellos.
Por ello, se creía que estas mujeres podían haberse convertido en vampiros tras su muerte.

El informe de Glaser se envió a Belgrado y las autoridades decidieron enviar un comité de investigación dirigido por el cirujano militar Fückinger.
Este equipo de investigación también estaba formado por los tenientes coroneles, Bütler y Von Lindenfels, y por otros dos cirujanos militares, Siegele y Fiedrich Baumgarten.

Fückinger llegó a la aldea en enero de 1732 y en su informe anotó 17 muertes, las cuatro últimas ocurridas tras la marcha de Glaser.
Sin embargo, la lista de víctimas registrada por Fückinger no fue igual que la del informe de Glaser:
  1. Milica (mujer de 69 años, fallecida tras 3 meses de enfermedad)
  2. Chico de 8 años sin nombre.
  3. Miloje (varón de 16 años, fallecido tras 3 días de enfermedad)
  4. Stana (muerta tras 3 días de enfermedad tras dar a luz)
  5. Hijo recién nacido de Stana.
  6. Chica de 10 años sin nombre.
  7. Jochim (chico de 17 años, fallecido tras 3 días de enfermedad)
  8. Ruza (mujer fallecida tras 10 días de enfermedad)
  9. Stanjko (varón de 60 años)
  10. Miloje (varón de 25 años)
  11. Hijo de Ruza de 18 días de vida.
  12. Rade (sirviente del comandante local Hajduk, fallecido tras 3 días de enfermedad)
  13. Stanojka (mujer de 20 años, fallecida tras 3 días de enfermedad)

Con ayuda de algunos gitanos del pueblo desenterraron los cadáveres y la comisión estableció que cinco de los cuerpos se habían descompuesto, los otros doce cuerpos mostraban signos atribuidos propularmente al vampirismo. Estaban completos e incorruptos, su sangre estaba fresca y sus órganos y visceras en buen estado. Se les había caído las uñas y les habían crecido nuevas. Tenían un color rosado y la piel limpia.

Concluida la investigación se enterraron de nuevo los cuerpos descompuestos.
Los otros cuerpos fueron quemados, no sin antes haberles cortado las cabezas.

jueves, 14 de abril de 2011

LA PRINCESA VAMPIRO (documental Canal Historia)


Ahora los científicos pueden desvelar la verdad: la historia de los vampiros tal y como la conocemos no está inspirada en un conde medieval de Transilvania sino del destino de una princesa bohemia de principios del siglo XVIII.
Tras los muros del enorme y lúgubre castillo de Cheský Krumlov vivía una bella princesa, que tenía alergia a la luz y sólo podía salir de su habitación en secreto por la noche. Como en aquella época en el centro de Europa había un temor enorme a los vampiros, los habitantes del pequeño pueblo se aterrorizaron y cometieron un crimen horrible.
Doscientos cincuenta años más tarde, un equipo de arqueólogos encontró el esqueleto de una mujer enterrada en Cheský Krumlov según los rituales de los vampiros: la cabeza había sido separada del cuerpo y yacía entre los huesos de las piernas, el tórax aparecía atravesado con un instrumento de madera.

En este documental se sigue el rastro de los orígenes de todos los mitos sobre vampiros al tiempo que se desvela un espantoso asesinato.


1/5

video


2/5


video


3/5


video


4/5

video


5/5

video